sábado, 22 de abril de 2017

Lectura del santo evangelio según san Juan 20,19-31


"Al anochecer de aquel día, el primero de la semana, estaban los discípulos en una casa, con las puertas cerradas por miedo a los judíos.
Y en esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo: «Paz a vosotros.»
Y, diciendo esto, les enseñó las manos y el costado. Y los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor.
Jesús repitió: «Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo.»
Y, dicho esto, exhaló su aliento sobre ellos y les dijo: «Recibid el Espiritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos.»
Tomás, uno de los Doce, llamado el Mellizo, no estaba con ellos cuando vino Jesús. Y los otros discípulos le decían: «Hemos visto al Señor.»
Pero él les contestó: «Si no veo en sus manos la señal de los clavos, si no meto el dedo en el agujero de los clavos y no meto la mano en su costado, no lo creo.»
A los ocho días, estaban otra vez dentro los discípulos y Tomás con ellos. Llegó Jesús, estando cerradas las puertas, se puso en medio y dijo: «Paz a vosotros.»
Luego dijo a Tomás: «Trae tu dedo, aquí tienes mis manos; trae tu mano y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente.»
Contestó Tomás: «¡Señor mío y Dios mío!»
Jesús le dijo: «¿Porque me has visto has creído? Dichosos los que crean sin haber visto.»
Muchos otros signos, que no están escritos en este libro, hizo Jesús a la vista de los discípulos. Éstos se han escrito para que creáis que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios, y para que, creyendo, tengáis vida en su nombre".

martes, 28 de marzo de 2017

UNA JÓVEN ENTRA COMO POSTULANTE




Gracias, Emanuela, por tu "sí" generoso a la llamada del Señor! Nuestra familia religiosa te acoge con alegría.
Juntas te ayudaremos a renovar y revitalizar cada día el impulso de Amor de este día!

viernes, 17 de marzo de 2017

III Domingo de Cuaresma 2017

Lectura del Santo Evangelio según san Juan (4,5-42)

En aquel tiempo, llegó Jesús a un pueblo de Samaria llamado Sicar, cerca del campo que dio Jacob a su hijo José; allí estaba el manantial de Jacob. Jesús, cansado del camino, estaba allí sentado junto al manantial. Era alrededor del mediodía.
Llega una mujer de Samaria a sacar agua, y Jesús le dice: «Dame de beber.» Sus discípulos se habían ido al pueblo a comprar comida.
La samaritana le dice: «¿Cómo tú, siendo judío, me pides de beber a mí, que soy samaritana?» Porque los judíos no se tratan con los samaritanos.
Jesús le contestó: «Si conocieras el don de Dios y quién es el que te pide de beber, le pedirías tú, y él te daría agua viva.»
La mujer le dice: «Señor, si no tienes cubo, y el pozo es hondo, ¿de dónde sacas agua viva?; ¿eres tú más que nuestro padre Jacob, que nos dio este pozo, y de él bebieron él y sus hijos y sus ganados?»
Jesús le contestó: «El que bebe de esta agua vuelve a tener sed; pero el que beba del agua que yo le daré nunca más tendrá sed: el agua que yo le daré se convertirá dentro de él en un surtidor de agua que salta hasta la vida eterna.»
La mujer le dice: «Señor, dame esa agua: así no tendré más sed, ni tendré que venir aquí a sacarla. Veo que tú eres un profeta. Nuestros padres dieron culto en este monte, y vosotros decís que el sitio donde se debe dar culto está en Jerusalén.»
Jesús le dice: «Créeme, mujer: se acerca la hora en que ni en este monte ni en Jerusalén daréis culto al Padre. Vosotros dais culto a uno que no conocéis; nosotros adoramos a uno que conocemos, porque la salvación viene de los judíos. Pero se acerca la hora, ya está aquí, en que los que quieran dar culto verdadero adorarán al Padre en espíritu y verdad, porque el Padre desea que le den culto así Dios es espíritu, y los que le dan culto deben hacerlo en espíritu y verdad.»
La mujer le dice: «Sé que va a venir el Mesías, el Cristo; cuando venga, él nos lo dirá todo.»
Jesús le dice: «Soy yo, el que habla contigo.»
En aquel pueblo muchos creyeron en él. Así, cuando llegaron a verlo los samaritanos, le rogaban que se quedara con ellos. Y se quedó allí dos días. Todavía creyeron muchos más por su predicación, y decían a la mujer: «Ya no creemos por lo que tú dices; nosotros mismos lo hemos oído y sabemos que él es de verdad el Salvador del mundo.»

sábado, 11 de marzo de 2017

II Domingo de Cuaresma 2017

Lectura del santo Evangelio según San Mateo 17, 1-9
En aquel tiempo, Jesús tomo consigo a Pedro, a Santiago y a su hermano Juan y se los
llevó aparte a una montaña alta. Se transfiguró delante de ellos y su rostro resplandecía como el sol y sus vestidos se volvieron blancos como la luz.
Y se les aparecieron Moisés y Elías conversando con él.
Pedro, entonces tomó la palabra y dijo a Jesús:
—Señor, ¡qué hermoso es estar aquí! Si quieres, haré tres chozas: una para ti, otra para
Moisés y otra para Elías.
Todavía estaba hablando cuando una nube luminosa los cubrió con su sombra, y una
voz desde la nube decía:
—Este es mi Hijo, el amado, mi predilecto. Escuchadle.
Al oírlo, los discípulos cayeron de bruces, llenos de espanto.
Jesús se acercó y tocándolos les dijo:
—Levantaos, no temáis.
Al alzar los ojos no vieron a nadie más que a Jesús, solo.
Cuando bajaban de la montaña, Jesús les mandó:
—No contéis a nadie la visión hasta que el Hijo del Hombre resucite de entre los
muertos.

viernes, 3 de marzo de 2017

Testimonio Vocacional de sor Fabiola

DECIR SÍ!


A muchos les sorprenderá.. ver este CAMBIO RADICAL en mi vida..no me jaquearon el face! Si soy Yo! en un estilo de vida que he decidido abrazar mismo aunque suene contrario a tantas voces que hay en el MUNDO, muy pocos tenemos corage de hacer tales cambios...y ajustes en la vida que parece que nos quitaran los "placeres de la vida"..pero noo es aqui donde mi SER TODO se siente realizado..es donde el DIOS DEL UNIVERSO ME HA LLAMADO, y simplemente decidí responderle SI. 
Algunos tenemos prejuicios, opiniones diversas...lo se, los entiendo y las respeto... pero bueno.. aqui YO ME PRESENTO COMO UN TESTIMONIO, QUE EN ESTE MUNDO todos TENEMOS UNA MISIÓN Y HEMOS VENIDO PARA SER felices... esta es mi felicidad... esta es la que comparto hoy con ustedes y....los abrazo a todos porque los quiero a todos.
AGRADEZCO a las hermanas CLARISAS FRANCISCANAS MISIONERAS DEL SANTÍSIMO SACRAMENTO por haberme ayudado en en mi formación, y "cultivo" en estos ultimos años y por supuesto a los hermanos FRAILES FRANCISCANOS CAPUCHINOS por el bonito carisma franciscano recogido de ellos, en su sencillez y acogida.
Queridos familiares, les agradezco por el apoyo sin medidas!! en incondicional, amigos cercanos también por su AMISTAD sin limites y a todos con los que comparti,...tantas etapas en mi vida, bonitos momentos compartidos... un saludo y abrazo... y los clubes, divas de IL Divo y compañeras del cole..sí !! soy yo la misma FABI cariñosa y alegre de siempre..solo que en una version diferente... para decirles que no hay imposibles..que no hay limites para hacer el bien!..
Abrazos a cada una y cada uno!